Rejas

De chica las rejas eran sólo para evitar que los delincuentes salieran de la prisión, nuestras casas tenían amplias ventanas todas ellas sin rejas, tal vez en alguna casa ponía rejas y portón en la entrada pero más como un adorno.            
Pues han pasado fácil 33 años desde que fui niña y las cosas han cambiado, ahora los delincuentes andan libres en la calles y nosotros cada vez ponemos más rejas para sentirnos seguros, me pasó que una vez casi las sacan porque eran de hierro del 10 , así que las hicimos más gruesas, y hasta en el ventiluz  tenemos porque a mi vecino le.robaron al hacer pasar un nene por el ventiluz, el pequeño agarró las llaves y abrió la puerta para que pasen los ladrones adultos, violentos y armados. Recuerdo lo hermosa que era la libertad! Caminar sin miedos, ahora es como vivir en una selva con depredadores al acecho,y si porque de cualquier lugar aparecen esas motos  con dos individuos armados y dispuestos a todo. Hoy en día puedo entender a las aves que ven el.sol tras los barrotes de la jaula, así se ve desde mi ventana. Miro mi casa y pienso hay un televisor , dos computadoras viejas, cuatro teléfonos móviles y escaso dinero, y sin embargo al menos una vez cada dos meses alguien intenta entrar a robar, mis perros que son muchos los ahuyentan.
Y bueno asì vivo cada día entre lo hermoso de cada momento y el miedo que se aplaca con el ruego de que no nos toque pero eso no basta,espero las cosas cambien.
   O espero un dìa poder mudarme a algún pueblito de gente humilde y buena,de esa que te trata bien, que conoce esas palabras que el mundo olvida,esas palabras lindas como buen dìa,buenas tardes,etc,y dónde se respira libertad,dónde las ventanas no tienen rejas,y las calles no tienen dueños , donde se puede caminar a la hora que sea a donde sea,sueño con eso,un día me liberaré de las rejas!

VIVIR TRAS LAS REJAS SIN ESTAR PRESO











Comentarios

Franziska ha dicho que…
Es terrible. No sé que decirte porque cualquier comentario no arreglará la situación y puede causarte más dolor. Sin embargo, creo que has hecho bien en contarlo hay cosas que no se deben silenciar, Claro que los perros son una buena medida. Es cierto. bueno, deseo que se arregle esa situación y que volvaís a recuperar la calma. Un abrazo. Franziska
Mariaisabel ha dicho que…
Querida amiga, como te entiendo!
Aunque ya sé que no tanto como vosotros, también en España vivimos con inseguridad.
Que lejos quedan aquellos días cuando era niña y podíamos salir tranquilamente a la calle o abrir la puerta cuando llamaban al timbre.
Tengo una amiga que marchó a Rosario, su tierra natal, hablamos por teléfono y me suele contar del miedo que tiene por la tarde-noche y con tal motivo se queda en casa. Me habla exactamente como tú.
Triste es vivir así, querida Isabel, Que le pasa a este mundo?
Un abrazo
Mariaisabel
Miguel ha dicho que…
Hola Isabel! Ya hace tiempo que no me asomaba a tu casa. Pero no es que me pase nada malo, ¡todo lo contrario! tanto yo como mi hija Marta y mi mujer estamos de maravilla gracias a Dios. Lo que pasa es que no encuentro tiempo para dedicarle minutos al blog. Pero aquí estoy. Aquí estamos.

Muchos besos.
RosaMaría ha dicho que…
Comparto tu realidad, tristeza e indignación plenamente. Esperemos que se encuentre un solución a esto, pero llevará tiempo. Abrazo solidario.

Entradas populares de este blog

Ni una menos

LA IMPORTANCIA DE LA ABUELA /O EN LA VIDA DE UN NIETO O NIETA Y VICEVERSA. IMPERDIBLE. NO DEJES DE LEERLO.-