Mi padre sufre,no acepta su vejez,siempre mira sus brazos que antes eran gruesos y fuertes ,los mira con el recuerdo de lo que fueron y frustración de que ya no son así.A menudo hace comparaciones entre su ayer y su hoy,el no poder aceptar que el tiempo ha pasado,que no es joven lo pone nervioso.
El otro día me animé a hablar con el de estos temas y entre lágrimas me dijo que no me equivoco ,que se siente viejo,y entonces le dije lo que me salió del corazón,que no se puede vivir mirando a atrás ,que la vida le dio un privilegio ya que tiene 74 años y está sano,le mostré otras realidades y como esas personas que no la han tenido tan fácil buscan llenar sus tiempos.Le dije que aunque el no ve un futuro,pues lo tiene que aun puede proyectar sus días ,porque el me decía que el antes pensaba en años por delante,soñaba y planificó siempre como sería a diez o veinte años ene l futuro,me decía que perdió ese futuro.Se me ocurrió decirle que el pasado,el presente y el futuro son una misma cosa,que el pasado aunque se fue está en nuestra mente,el futuro aunque no llegó está en nuestros proyectos,y el presente que debería importarnos más se joroba en nosotros que no disfrutamos por pensar en lo que pudo ser o lo que puede ser.
Mi padre me quedó mirando seña de que mis palabras le llegaban,así que le dije: de aquí en más quiero que llenes tus tiempos,porque cuando estás en el centro de jubilados no te haces estás preguntas,así que ocupá tus horas en cualquier cosa que te guste,llená tu vida,y recordá el pasado con cariño,y el futuro sin miedos,así tu presente esté lo mejor posible,vine a escribir esto aquí para recordarlo,espero no borrarlo un día como habitualmente hago! mejor también lo anoto en papel.

Comentarios

sarah ha dicho que…
Ahí estamos también: él, 96; ella, 87. No aceptan el no poder hacer las cosas como antes, porque su cabeza sigue pidiendo acción, pero el cuerpo ya no es el mismo. Creo que para cualquier persona es difícil esa "aparente pérdida de futuro". Esta etapa de transición.
Por esto me ha tocado mucho tu entrada, porque la realidad es que pasado, presente y futuro se fusionan.
Yo también volveré a leer tu artículo cuando olvide estas cosas importantes.
abrazos
Josefa Casas ha dicho que…
hola Isol...tantos días sin saludarnos, pero siempre leyendo tus mensajes...y al leer lo que has escrito sobre tu padre, pensé en que todos hemos pasado por estos momentos y recordé una poesía que escribí en esos días, la comparto contigo. La titulé:
"Mirando Lejos"
Hoy ví a un padre distinto,
ví a un anciano...en silencio
como pensando...en quimeras,
como mirando...allá lejos.
Acaso estará pensando
cuando éramos pequeños,
pero...los pichones volaron,
y quedaron...los recuerdos.
O tal vez esté pensando
en su infancia, con sus viejos,
pero los años pasaron...
y solo quedaron...recuerdos.
Hoy vi tristeza en sus ojos,
y en sus palabras...tormento,
como anunciando que es tiempo...
de atesorar...mis recuerdos..!!!

un fuerte abrazo, y hasta pronto. Josefa
m.eugènia creus-piqué ha dicho que…
Isol, creí que habías cerrado el blog y me he llevado una alegría.Bonitas palabras las que dijiste a tu padre, seguro que le hicieron mucho bien.Un abrazo guapa.
María ha dicho que…
Isol, cómo me alegro de volver a verte por aquí.

Todas las personas tenemos que vivir las etapas de la vida, y aceptarlas tal y como llegan, es que no hay otro remedio que aceptarlas, todos debemos pasar por ellas.

Un beso enorme.
Alfonso ha dicho que…
Es una alegría conservar a nuestros seres queridos hasta tan elevada edad. Cuídales. Yo perdí a mi hermana y mi madre, y bueno, sé lo que es la falta. Un abrazo.
Luján Fraix ha dicho que…
HOLA
VENGO DE BLOGS AMIGOS A VISITARTE Y ME ENCUENTRO CON ESTAS DULCES PALABRAS PARA TU PADRE QUE ME CONMOVIERON.

PIENSA QUE EL MÍO TIENE 87 AÑOS Y ESTÁ SUPER-BIEN.
RECUERDA SU VIDA Y TIENE CLARO CUALES ERAN Y SON SUS ACTIVIDADES.
ES MARAVILLOSO NO?

TE DESEO LO MEJOR PARA TI Y PARA TU PAPÁ, ES JOVEN COMPARADO CON EL MIO.

BESITOS
TE INVITO A VISITAR MI BLOG PRINCIPAL, SI QUIERES POR SUPUESTO.

lujanfraix.blogspot.com
Luis ha dicho que…
Hola Hada Isol:
Feliz fin de semana,
Luis
tia elsa ha dicho que…
Es duro el paso del tiempo y aceptarlo, sos muy sabia Isa, le hablaste a tu padre tan bien. Yo también lo voy a guardar este post para no olvidarlo el día que me sienta como tu padre. Besos tía Elsa.
Franziska ha dicho que…
Setenta y siete años tengo yo. Hay que comprender que el cuerpo acusa el paso de los años. Pero volver la vista atrás, sin duda, no es de ninguna ayuda. Creo que tus palabras han sido buenas y, de modo especial, porque las has dicho con cariño, con ganas de ayudarle a que se fortalezca. Mira, hay una norma que a mí me ha servido siempre: no hay más vida que el momento presente, hay que disfrutar de lo que nos ofrece ese instante y es necesario fortalecer el alma que es la que tira del cuerpo cuando éste empieza a flaquear.

Entradas populares de este blog

Ni una menos

LA IMPORTANCIA DE LA ABUELA /O EN LA VIDA DE UN NIETO O NIETA Y VICEVERSA. IMPERDIBLE. NO DEJES DE LEERLO.-