La vida sigue en la misma línea de enseñanzas conmigo, me repite de una y otra manera que el presente es lo importante, que la vida es efímera y que a ciencia cierta ninguno de nosotros sabemos cuando nos tocará irnos.

Entendí que caminar los pasos que tengo por delante sin poner tanto peso ni al ayer ni al mañana es la mejor manera de vivir,porque viviendo se redime el pasado y caminando se alcanza el futuro.

De la experiencia con la muerte de mi madre quedó mucho aprendizaje, es real que el dolor produce crecimiento y que nadie sale del dolor sin haber aprendido algo.

Guardo recuerdos de esos días, entre ellos al doctor Arcuri un médico joven y muy humano, yo llegué a el cuando mi madre llevaba ya 14 días amarilla ,su cuerpo muy intoxicado con la bilis, había pasado por infinidad de médicos sin corazón que no deseaban mover un dedo por ella, es más maltrataban y nos orientaban hacia abandonar a mi madre sin darle un paliativo, todas las puertas se cerraban una tras otra.

Y llegamos a el, al doctor Jorge Arcuri,el primer médico con corazón, primero se lamentó que no hayan drenado a tiempo a mamá. Ya que la intoxicación la puso en un estado físico muy feo.

Me habló muy bien, me explicó donde estabamos parados y que podíamos hacer para acompañarla, me dijo cuando mucho a su mamá le quedan dos meses y medio de vida.

Me animó, consoló y guió,como mi madre no sabía lo que tenía el habló con ella y sin decirle todo le dio palabras muy dulces que a mi madre le devolvieron la paz,lo cual valoro inmensamente.

Ella estaba tan delicada que solo vivió dos semanas más.

Ayer cuando se cuando se cumplieron los dos meses de su fallecimiento yo estaba triste, pensaba que no pudo vivir esos dos meses y medio que también se cumplían ayer, y mientras me hundía en mi tristeza,leí una noticia muy fea.

El doctor Arcuri arreglando una puerta sufrió un accidente, el vidrio se rompió y le rompió la femoral, no pudieron hacer nada por el, falleció a los 42 años, el vivió dos meses y medio más, y no podía salir del shock,ese tiempo que le daba a mi madre fue el suyo, cómo es la vida, ninguno sabemos que puede suceder.

Es una enorme pena que un ser humano tan maravilloso no esté,pienso en sus pacientes que muchos quedaron en medio de sus quimios,espéro encuentren a alguien como el,pienso que yo perdí mis padres siendo ya una mujer grande y los hijos del doctor siendo tan pequeños se han quedado sin su padre que los amaba tanto.

La vida es así, nos enredamos en problemas que si nos ponemos a ver no son tan importantes,no tomamos conciencia de que este puede ser el último día .

Yo me pregunto si todo eso que nos limita,si todas esas cosas que nos hacen sentir que necesitamos comprar para ser felices, si todas esas discusiones por querer tener la razón siempre importan si nos fuéramos mañana, definitivamente todo esto que ha sucedido a mi alrededor me lleva a pensar y sentir que es hoy! que lo mejor es estar presente, es disfrutar ,es vivenciar, es demostrar amor y recibir amor,que lo simple es lo que de verdad ineteresa,que si no cargamos tantas cosas es mejor porque nada nos llevamos solo lo amado,lo reído, lo disfrutado,lo que recibimos del otro y lo que dimos al otro.

Y desde ese lugar elijo vivir,espero que el doctor esté en un lugar maravilloso pues se merece lo mejor,agradezco a la vida que haya existido el doctor Jorge Arcuri ,y lamento su partida,cuando lo conocí me enseñó lo importante que es brindar desde el lugar de uno las palabras que necesitan las demás personas,y su muerte me enseñó que mi tiempo es hoy,nada más tengo,y si,me animo a vivirlo aquí y ahora ,con los pies en la tierra,y el corazón en los que amo y me aman.




Comentarios

Ari candra rahmanaga ha dicho que…
Nice post,thanks for sharing very useful
Visit Us

Entradas populares de este blog

Papá

Soy el autor de mi alegría