El clubdel trueque

Fue en el año  2001 cuando la crisis nos azotó fuertemente,teníamos nada para vivir,trabajo no había y en igual situación estaba mucha gente.Así como ahora en las calles hablamos dolidos por las innecesarias muertes que la delincuencia nos trae,así hablábamos de miseria,de miedo porque la cosa no mejoraba,en la tele las palabras crisis,riesgo país y que se yo cuantas palabras más abundaban nos volvimos todos expertos en crisis.La desilusión hacia los políticos era grande,todo el mundo andaba preocupado y bajoneado,semejante lío de cambio de presidentes ,tanta incertidumbre nos tenía mal.
Nuestro hogar que recién empezaba estaba muy magro,nuestro pequeño Leo era todo nuestro mundo y no deseábamos que le falte nada,nos privabamos nosotros pero  a el no!.
En ese contexto una vecina me habló del club del trueque,que la gente iba aun club e intercambiaba todo por unos créditos y con ello obtenías lo que necesitabas incluso  podías intercambiar un servicio por otro.De inmediato preparé toda la ropita de bebé que había guardado por si venía otro hijo,zapatos que ya no usaba,libros,revistas,lamparas que me regalaron en mi boda,juegos de platos sin usar que me sobraban porque al parecer todo el mundo   pensó que necesitaba platos,y que ironía es lo que menos pude llenar cuando recién me casé.
Hice un cartelito que decía que sabía coser y que preparaba alumnos primarios y los precios en créditos para cada cosa.También declaré a mi marido herrero hice una prepizzas,pan casero y  con todo eso me fui al trueque ene se entonces tenía un citroen ies super américa viejissimo de color naranja el pobre iba abarrotado!
Obtuve muchos créditos con ellos compré el pan ,la mercadería que necesitaba y unos crayones para mi niño,cambié costuras por los servicios del plomero,mi marido cambió ele hacer unas rejas por los servicios del albañil y me compré una torrta riquissima!
Fueron muchos los meses que viví enteramente del trueque,así soportamos la crisis,también con la soja cocinaba todo con soja porque en el trueque por pocos créditos una señora nos dio  una bolsa enorme con soja!.
Cuando la crisis pasó y todos comenzamos a tener trabajo el club del trueque se fue cerrando de a poco,pero nos enseñó que hay que usar la imaginación para subsistir en epocas dificiles!.
Ahora es más duro porque  vivimos acosados por asesinos  pero bueno así  como un día nos unimos para hacer el club del trueque empezamos a unirnos en vigilancia barrial,les vamos a ganar!
Siempre hay que remar la no fuimos ni somos el único pueblo que afronta dificultades con ganas y sin dejarse hundir se sale!


Comentarios

Camino a Gaia ha dicho que…
La unión hace la fuerza, la colaboración hace sociedad y el sentir común nos provee de convivencia.
Cuando poco tenemos es cuando mejor sabemos discernir lo importante.
Un abrazo
Mela ha dicho que…
¡Por supuesto que se sale! Después de la tormenta tiene que llegar la calma, por fuerza.
Y todos unidos, venceremos cualquier situación. Me parece estupenda la idea del club del trueque.
Un abrazo muy fuerte!!
FG ha dicho que…
Precisamente hoy salía en las noticias que aquí cerca de Barcelona hace ya un par de años que hay una "Feria del trueque" justamente lo mismo que tú nos cuentas hoy, resulta que aquí está haciéndolo la gente. Lo peor es leer que ahora habéis tenido que hacer grupos de vigilancia vecinal por toda esa delincuencia asesina que asedia a las gentes de bien. Terrible!!!

Besitos hadita!
Lídia ha dicho que…
Aquí ya sabes como está la cosa en España, vamos de mal en peor. Yo el trueque a nivel personal lo utilizo hace tiempo. Amigas me pasan ropa, y al mismo tiempo yo hago lo mismo. Apenas me compro ropa. Las manualidades con las que me entretengo, aquí en el despacho me las pagan con un café, o dos, libros, etc. Si hay que reciclarse y adaptarse. Todo tiene su parte buena.
Un beso Hada Isol
Josep ha dicho que…
Si Isabel, lo que dice FG es cierto, pero mucho antes de esto se crearon los Bancos del Tiempo. En realidad era un trueque. Santi y yo queriamos hacer uno, pero como estoy yo no me atreví. El modo de hacerlo era sin dar nada material a nadie. Tu por ejemplo dabas platos a cambio. Esto no. Era cambiar tiempos. Tu hacias un vestido a cambio de que alguien te arreglara las luces(por ejemplo) Si tu lo hacias en una hora igual que él no pasaba nada, pero si tu lo hacias en media hora ganabas otra media para otra necesidad.
Pero nadie gastaba dinero.
Ahora con vosotros la pena está en la delincuencia. De todas formas no descarto que esto también ocurra en algún lugar de Europa tal y como está todo, y sin vias de solución.
Un beso.
doramas de luis ha dicho que…
En la actualidad la crisis golpea fuertemente Europa.


Saludos.

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE LA ABUELA /O EN LA VIDA DE UN NIETO O NIETA Y VICEVERSA. IMPERDIBLE. NO DEJES DE LEERLO.-

Ni una menos