Me gusta observar las aves que intentan hacer su rutina diaria en medio de todo el movimiento de la ciudad,las miro por largo rato,me gusta ver  como encima del cableado esperan ese segundito de paz y quietud que precede al paso de los autos,bajan veloces recojen lo que pueden con la mirada atenta porque un descuido y te puede pisar un auto o algún mocoso travieso te puede tirar un hondazo.
Ellos a pesar de su libertad también tienen el ritmo marcado por nosotros, a veces no los comprendo, pueden volar lejos, vivir un poco más arriba en el cerro donde no hay tanto ruido ni gente,pero están aquí son aves de ciudad,en cierto modo nos elijen,conviven con nosotros pero a su aire,eso me gusta.
Sus trinos adornan mis oídos  son un bálsamo para mi,en medio de los ruidos molestos del taller los escucho ,son un placer muy grande ,dan paz y eso me gusta.Adoro espiarlos,me gusta creer que no me ven,aunque me tienen observada, si me muevo rápido huyen!.
Cuando planean en el cielo les envidio un poco,como se debe sentir eso? no me gustan los aviones pero las alas si,  un día saltaré del cerro en parapente eso ,bueno si es que no me acobardo antes jejejejejejeje que soy miedosa!
Lo cierto e s que estas aves pequeñas,picaras,pintorescas me acompañan en mi día a día,a veces ene sus trinos distingo a  la reina mora como me gusta su canto!,me río de como lo tordos andan siempre revoloteando,a los horneros (que son mis favoritos) los sigo muy de cerca,hace unas semanas hicieron un nido en el poste del teléfono,que yeta no tener mi cámara para fotografiarlos paso por paso,me habría gustado saber su idioma para advertirles que han elegido el peor lugar para hacer su hogar ya que los empleados de  telecom cada tanto pasan desarmando los nidos y si hay pichones pues los matan,a veces tengo la suerte de verlos antes de que lo hagan y les doy un dinero para que se vayan sin dañar a mis amigos,pero otras veces llego tarde ,me amarga encontrar los pedazos del nido con los pajaritos muertos,así somos los humanos no podemos andar sin destruir algo.y tanto esfuerzo que ponen los horneritos en hacerlo,son perfectos!
Aquí en blogger podemos compartir cosas de nuestro mundo,pues en mi mundo están las aves,no en jaulas sino  libres y silvestres,y  quise que lo conocieran un poquito.Amo la  libertad de las aves,alguna vez las envidié ahora soy como ellas  ,voy por donde quiero,vivo como quiero,no me pierdo un día de mi vida,ya que los disfruto   a  pleno sin preguntarme demasiado que pasará mañana,caminando mi camino pasito a pasito pero firme,y aun cuando hay siempre cosas que me preocupan básicamente soy feliz,les deseo lo mismo ,la sencilla felicidad de saber que vivimos como deseamos y merecemos,de que luchamos por ello y vencemos lo que nos pase,como estas aves que yo observo tanto ,eligen estar aquí se adaptan sin que los condicionen tanto,vuelan tanto como quieren y reciben de la vida lo que les traiga.

Comentarios

Mela ha dicho que…
Hola, Hada Isol, me ha gustado mucho la entrada. ¡Qué bonitas aves!
Y me ha fascinado ver el vídeo de cómo los horneros construyen sus hogares. ¡ Fíjate, hasta los pájaros buscan tener una casa donde guarecerse.
Las fotos son muy buenas y lo que explicas también. Enhorabuena!!
Un abrazo!!
María Dolores A. ha dicho que…
Da pena pensar que cada día desaparecen más aves de las grandes ciudades, en muchas ya ni quedan. Bonita entrada.
FG ha dicho que…
Primero te felicito por la paciencia que has tenido fotografiando a esas aves que tanto te encantan, y decirte que yo también prefiero verlas así libres a enjauladas. Lo curioso es ver como tu bien dices en tu post, que teniendo el cerro un poco más arriba prefieren estar con el bullicio de la ciudad,quizás les resulta más cómodo encontrar la comida, bien sabemos cuánto desecho crea la población.

Me encantó tu post!!!
Josep ha dicho que…
Me recuerdas a la Blancanieves. Ella también estaba rodeada de pajaritos.
Solo hay una diferencia. Ella no sabia que era un parapente.

Un beso.
Beltrán Barranquero ha dicho que…
Es un placer visitarte porque siempre tienes cosas bellas. Tus fotos son una maravilla y lo que escribes también. Un abrazo.
Alfonso Saborido ha dicho que…
Ayer estuve yo viendo aves, patos en concreto, en la laguna de cerca de mi casa. Son nuestros amigos y nos ayudan. Por cierto ¿sabías que una golondrina se come dos kilos y medio de mosquitos al año? les necesitamos!
Lídia ha dicho que…
Me gusta muchísimo la imagen que has puesto en la cabecera del blog, y el post que nos has presentado, con lo bonitos que son los pajaritos en libertat. Me alegro que puedas disfrutar de esto tan bonito y tan cerca de ti.
Un beso.
RosaMaría ha dicho que…
Qué bonitas fotos! Gran paciencia y sentido de la oportunidad la tuya! Yo me dedico más a las flores y plantas, por aquí, hay calandrias, gorriones, palomas torcazas, ocasionalmente algún picaflor en mis flores y cotorritas, pocas y a determinadas horas, pues todas son casas pequeñas a lo sumo chalets, pero con poco terreno, así que andan por los cables o las antenas y tanques de agua.También son de admirar. Felicitaciones y besos.

Entradas populares de este blog

Ni una menos

LA IMPORTANCIA DE LA ABUELA /O EN LA VIDA DE UN NIETO O NIETA Y VICEVERSA. IMPERDIBLE. NO DEJES DE LEERLO.-